lunes, 17 de agosto de 2009

Un aplauso para Óscar Pérez

Impotencia es la palabra, que describe hoy el estado de ánimo de quienes hemos seguido el proceso del rescate de Óscar Pérez. Ayer se abandonó la búsqueda ante el adelanto del mal tiempo en la zona. De nada sirve a estas alturas pensar que pueda seguir con vida, algo que aseguran quienes conocen de cerca su fortaleza física y psicológica. Él, como buen montañero y escalador, se habrá dado cuenta, a la vista de las nevadas que están cayendo, de que el rescate no será posible y seguro que lo habrá asumido con la entereza de su propia fuerza. Ojala su fortaleza le ayudara a bajar por sus propios medios hasta un lugar seguro.

Óscar estaba haciendo algo que le gustaba con verdadera pasión, cuando tuvo este desgraciado accidente, y el sufrimiento de estos últimos días le compensará por las horas de felicidad y satisfacción, que le ha dado este deporte. Desde este blog una emocionada ovación para Óscar, que por su espíritu de superación ha llegado lejos, tan lejos como solo pueden llegar unos pocos privilegiados. Para su familia un gran abrazo, lo mismo que para Silvia. Demos a Óscar el aplauso que se merece.

3 comentarios:

angelpito injurioso dijo...

Una montaña le vio nacer y otra,a miles de kilometros,le ha acogido como descanso eterno.Mi pesame a Tramacastilla y a todos los que lo hayan conocido.

Julita Fernández (Profesora) dijo...

Con estas palabras quiero enviar un mensaje de apoyo a toda su familia, a todos sus amig@s, y a todos sus vecinos, que con una gran tristeza habéis recibido esta noticia.
¡Óscar, seguirá en vuestros corazones!

Jaime Castells dijo...

No soy aficionado al alpinismo,por ello es ahora cuando he sabido de Oscar Pérez.Decir que todo mi apoyo a su familia, amigos, compañeros no es nada original, pero se lo envío. Siento que Oscar se haya ido, aunque imagino que sería la forma de irse -tal vez- que él había deseado. Por ello siento más vivir en un mundo que en el siglo XXI tiene que abandonar a su suerte a una persona
porque es incapaz de rescatarle. No lo comprendo, tal vez producto de mi desconocimiento. Al menos me consuela saber que Oscar ha alcanzado la cima más alta.