miércoles, 20 de febrero de 2013

Fuera con el contrato Rajoy

    Una de las buenas que ha liado nuestro gobierno  ha sido la de la reforma laboral que, más que beneficiar, ha jorobado a los trabajadores. Concretamente con el nuevo contrato Rajoy se ha liado una gorda, ya que lejos de apoyar a la clase obrera , lo que consigue es aumentar más la tasa de paro. Sí, los empresarios lo tienen muy fácil a lo hora de contratar pero también de  despedir a sus trabajadores, ya que como estipula un año de prueba, si la cosa no va bien antes  de cumplirse ese tiempo, el empresario te puede  despedir sin indemnización alguna y sin preaviso y poner que no has superado el periodo de prueba, aún cuando esto sea mentira.
Esto ha aumentado la suspicacia de los empresarios que las más de las veces hacen un uso abusivo de dicho contrato, el peor de los contratos, que bajo el nombre de contrato indefinido es peor que el peor de los contratos temporales. 
   Pero claro como tienen bonificaciones fiscales todas las empresas se han lanzado a generalizar este tipo de contratos, que se cargan de un plumazo todo lo que se había conseguido en cincuenta años. Sacan del desempleo a los ciudadanos que todavía les queda por cobrar parte de su prestación y reciben una bonificación fiscal del 50% sobre la cantidad que les queda por cobrar.  O sea lo que se ahorra el estado de pagar al  obrero, se lo da al empresario. Independientemente de otras bonificaciones que se le conceden dependiendo de la edad o circunstancias del futuro contratado.
Pero ¿qué pasa? Que esto da pie al empresario para hacer un uso abusivo  de este tipo de contratación, ya que si en un periodo de tiempo razonable, no le salen las cuentas, puede despedir a su empleado en su año de prueba  sin más ni más. Nunca mejor dicho, porque no tienen que dar explicaciones, ni preavisar. Eso sí, si se da este despido, tienen obligación de devolver las bonificaciones. Para evitar las picardías que esta situación genera es aconsejable que sea el mismo trabajador despedido quien avise a la seguridad social y al  departamento de hacienda del gobierno, de esta situación de despido, para que se asegure de que el empresario lo ha devuelto todo.
Antes de firmar este contrato aseguraros bien de lo que habéis firmado, porque en caso de despido podéis encontrar alguna cláusula incumplida por la empresa, que puede declarar vuestro despido nulo e improcedente, como por ejemplo lo relativo al horario que tiene que cumplirse tal y como lo pone en el contrato. Si  no es así y no habéis firmado alguna cláusula adicional que contenga otro horario, podéis denunciarlo, porque es despido improcedente y la empresa tendría obligación de aceptarte de nuevo o de indemnizarte.
Leer todo antes de firmar, que a veces las empresas  presentan contratos que te ves obligado a firmar  que tienen mentiras, aprovechando la buena fe y las ganas de trabajar de los futuros trabajadores, como por ejemplo lo relativo a los cursos de prevención de riesgos laborales. A veces se da una cláusula en el contrato que pone que el empresario te ha dado todos los conocimientos que necesitas sobre este tema, cuando no es verdad. Esto te puede servir también a la hora de demostrar que el empresario no ha cumplido su obligación.
No os dejéis estafar por este tipo de contratos y si podéis no los aceptéis, que siempre será mejor pájaro en mano que cientos volando, nunca mejor dicho, porque este tipo de contrato tiene demasiados pájaros volando que siempre consiguen escapar de nuestras manos, pero no de las del empresario.
Si alguna vez os encontráis con este tipo de contrato decirle a la empresa que  a otro perro con ese hueso, que para que nos engañen siempre estamos a tiempo. Porque flaco favor ha hecho el gobierno a la clase obrera con este tipo de contrato maloliente lo mires por donde lo mires.



4 comentarios:

Sofi dijo...

Bueno ni qué decir tiene que hay empresarios honestos que cumplen los contratos y no abusan del trabajador, que no ponen cláusulas abusivas y que cumplen las que han puesto, que favorecen al empleado y si tienen que despedirlo lo hacen de la mejor manera posible, por aquello de no cerrarse puertas o no darse con el pomo de la puerta en las narices.Por supuesto hay empresarios honrados que no le roban al trabajador sus derechos y no tienen incoveniennte en respetarlos.Pero cada día son menos. Será por la crisis......o por la poca solvencia de las empresas, que al principio parece que van a comerse el mundo y en definitiva no tienen dónde caerse muertas.

Pelairinrinrin dijo...

Es un contrato abusivo pero los empresarios hacen bien en aprovecharse de él, a fin de cuentas es una estafa consentida por el gobierno que les beneficia.

la pela misteriosa dijo...

Hay enoresas con pocos medios que necesitan de este tipo de contratos para sobrevivir, pero hay otras que se aprovechan por un afan desmedido por el dinero. Y es que a quien le gusta mucho el dinero no escatima en medios aunque tenga que jorobar a sus trabajadores.

Anónimo dijo...

Allá la conciencia de cada cual, al final cada olla encuentra su tapa.