sábado, 10 de octubre de 2009

En memoria de Justo


Éramos vecinos de huerto y cada tarde le veíamos trabajar poco a poco y levantar el suyo que lo tenía como nadie. Lo cuidaba concienzudamente y entre col y col, nos daba algunos consejos, "que si ese riego ponlo mejor así para el año que viene, que si las cebollas no necesitan tanta agua, que si se te ha encharcado el huerto". A mi me llamaba "la machaca"con todo el cariño.
El jueves fuimos al huerto como todas las tardes y Justo ya no estaba allí, hacía mal tiempo y pensamos que probablemente no habría ido ese día, pero nos han dicho que sí que fue, y que después debió de entretenerse en el nogal cogiendo unas nueces.
A eso de las ocho y media de la tarde nos enteramos de que había un montón de gente buscándole, que no aparecía, que su perro había vuelto solo a casa, y pasadas las nueve y media nos comunicaron lo peor: acababan de encontrarle muerto, junto al nogal, parece que le dio un infarto o algo así.
Le echaremos de menos cuando vayamos al huerto y no le veamos por allí, pero la vida es así, cuando menos lo esperas ocurren cosas, como la muerte, que se lleva personas buenas que todavía hacen falta.
¡Hasta siempre Justo, la machaca te recordará con cariño!¡ Todos te recordaremos.

2 comentarios:

Julita Fernández (Profesora) dijo...

Justo se ha ido haciendo lo que le gustaba hacer, trabajar en su medio natural.
Sin despedirse, porque prefiere que le recordéis tal como fue.
Me recuerda la imagen de mi padre.
¡Descanse en paz!

angelpito injurioso dijo...

Mi perra Troya llevaba enferma varios dias,se habia vuelto tonta y andaba sin rumbo como sonamanbula.El veterinario nos dijo que era mejor sacrificarla,pues aunque podria vivir un tiempo,porque de cuerpo esta bien,tenia un virus en la cabeza.Mi tia Marina,esposa de Justo,vino a ver a mi madre,aquella tarde de jueves,y a preguntar por la perra,preocupada sobre si este se habia llevado paraguas,por unos rayos y truenos que señalaban tormenta. Despues de que el veterinario le suministrase la inyeccion letal a Troya,mi madre se fue a la calle a conversar con los vecinos.Volvio al rato para contarme la tragica noticia sobre mi tio.Siempre recordare su amabilidad y las bromas que me hacia.Siempre estaba de buen humor,y era muy agradable charlar con el.Este verano le vi con un carretillo llevando hierba para los conejos de su casa y era muy comico ver al perro de su nieta encima de la hierba.Y es que estas muertes tan casuales son un golpe fuerte, ya que si hubiera esta enfermo sigue siendo duro pero te vas haciendo a la idea,mi padre,que era hermano de Justo,nueve hermanos nada menos,fallecio de cancer y estuvo penando varios meses,en fin que se le va a hacer,habra que tirar p'alante.