sábado, 17 de julio de 2010

Arenal de Morís, un lugar para volver

La semana pasada estuvimos unos días en Asturias, el Cantábrico estaba mejor que nunca, aunque un poco alterado, las olas te arrastraban hacia el mar y era un poco complicado bañarse. Pero Asturias, con sus gentes y sus paisajes de contrastes, de mar y montaña, estaba espléndida. Aquí os dejo este recuerdo de la playa del Arenal de Morís, en Caravia Alta, a seis kilómetros de Ribadesella. Un lugar tranquilo, para desconectar de la vida diaria y disfrutar de sensaciones maravillosas. Sus atardeceres hacen que te sientas parte del paisaje, un paisaje puro y limpio, que nada sabe de las torpezas cotidianas de los seres humanos. Si conocéis a alguien que necesite desconectar por unos días, aconsejadle este lugar.

video
 (en días sucesivos:  "Arenal de Morís II, o cómo hacer que seis kilómetros parezcan 6o")

1 comentario:

gaia56 dijo...

Coincido contigo...el arenal de Moris es un sitio para perderse.... lo paseo, lo disfruto algunas veces en invierno.
Un beso.