jueves, 27 de diciembre de 2007

Navidad con hambre


El pasado fin de semana han comenzado a venir los visitantes de temporada para pasar sus vacaciones invernales. Pero claro era Navidad y se encontraron con una sorpresa, que todos los restaurantes estaban cerrados. No se entiende que en un enclave turístico pasen estas cosas, al final terminaremos cargándonos el turismo. Da la sensación de que hay gente que no le interesan estas visitas. Y desde luego los que vinieron por Navidad se marcharán con el recuerdo de que no pudieron comer ni cenar en Biescas, porque todo estaba cerrado. O sea que lo más probable es que no vuelvan. Que pena. Cómo queremos que venga gente si la matamos de hambre.

3 comentarios:

Vivianne dijo...

Uyyy difiero contigo, imaginate las personas dueñas de Restaurantes quieren pasarla en familia y cerrar por un día creo que no está mal la decisión, la navidad siempre es especial, está todo el resto del año para vacacionar en Biescas, lugar que se ve precioso en fotos, te sigo...

unjubilado dijo...

En Broto pasa algo parecido en otras épocas del año.

Sofi dijo...

Bueno, Vivianne, todo es cuestión de organizarse o cambiar horarios. Yo trabajo en una taberna de tapeo, he trabajado estos días y he celebrado la Navidad en familia.