jueves, 29 de abril de 2010

Unos instantes para compartir

Éste es un salto, de muchos que visten el Pirineo. Lo encontramos en la ruta hacia el Dolmen de Santa Elena. Ya de lejos se oye el murmullo del agua que choca contra las rocas para salir despedida en un impresionante salto, que sigue sonando muchos minutos más tarde, en su discurrir por el barranco, por uno de tantos que jalonan nuestros montes y se visten de agua en Primavera. Unos instantes preciosos, que quiero compartir con vosotros.