jueves, 25 de septiembre de 2008

Segunda parte del debate (que participe el que quiera)


Réplica de Robleviejo:


Mi querida niña, siempre he pensado que eres muy inteligente y por si fuera poco eres Aries como yo, o sea que ya sabes que en Marzo debes ahorrar para que en Abril me hagas un regalito. El que seas Aries no es sinónimo de inteligencia, lí­breme el cielo, pero es algo que suma en esta relación epistolar que entre los dos vamos a mantener. Y es que al ser Aries los dos vamos a tirar para el monte y veremos que sale de todo esto. Tú eres lista y yo soy mayor y parafraseando a los taurinos voy a ver como te meto una media cambiada; no es que yo no me haya atrevido a comenzar a hablar sobre el amor es que a la falta de tiempo para hacerlo se une que quiero, que esta charla sea participativa y que todos hablemos de amor o de amores, porque hay mucho amor y muchos amores. Te decía que eres como se dice en Andalucí­a viva como el hambre porque a nadie se escapa que andas totalmente enamorada; lo intuyo por tu caí­da de ojos en la foto del grupo, ¡qué jollines! porque tu me lo has dicho; y claro la buena de Cata, enamorada ella hasta la médula, hasta el tuétano, quiere frases de amor y remedios de amor, como si aquí­ vendiésemos embrujos, que para uno que se hizo salieron trillizos.No querida Cata, ese amor te lo meriendas tu, yo te voy a hablar de mi pensamiento sobre el amor y abriré el campo para que cada uno vaya hablando de un tipo de amor; tú, como enamorada que estás, has elegido el amor sensual y sexual, pues a quien Dios se la da San Pedro se la bendiga, tú ya te quedas con ese amor. El amor queridos todos no es un fenómeno accidental y mecánico que simplemente se experimenta, pienso que es un arte, algo que requiere un aprendizaje. No es un objeto que debe encontrarse, sino una facultad que debe crearse y ser desarrollada. El amor es la necesidad profunda con la que se enfrenta universalmente el ser humano: la de superar el estado de separación, acceder a la fusión interpersonal y trascender la propia vida individual. Un fracaso en satisfacer tal necesidad puede conducir a la locura y una satisfacción plena de la misma solo se encuentra en el amor. ¿Que es amor?, no solo es una relación personal y especí­fica, sino algo peculiar que se presenta bajo distintas formas: amor fraternal, materno, erótico, amor a si mismo, amor a Dios. Hay una frase de Fromm (un filósofo y psicólogo que escribe mucho sobre el amor) que me encanta: Mientras tememos conscientemente no ser amados, el temor real, aunque habitualmente inconsciente, es el amor. Para mi esto es incuestionable, no tememos que nos amen y no poder responder, tememos amar y que nos respondan y yo se de esto bastante, porque quizás estoy en esa etapa en la de temer amar. Cuando uno sale de un desamor teme amar y esta paradoja que apunta Erich Fromm sobre el fenómeno amoroso y que culmina con la desintegración progresiva del amor en la sociedad actual, queda bellamente descrita en el libro El arte de amar, un pequeño librito de apenas 100 páginas y cuyo autor es Fromm y que os recomiendo a todos leer. Solo he querido ahora exponer los diversos tipos de amor que yo concibo, incluso alguno se me escapa, como es el amor por los animales aunque eso es más pasión, pero bueno, he plasmado los grandes rasgos de lo que pienso ir comentando con todos y discutiendo con Cata en unos dí­as. Como ex seminarista y casi ex sacerdote me pido para mañana una corta charla sobre el amor de Dios; no soy religioso pero deseo exponer mi punto de vista sobre un tema algo delicado y nada mejor que aquí, este tema de amor que ha surgido ahora. Como verás, Cata, no te he contestado a nada de lo que me has escrito pero tranquila hay más días que cocidos en este país, de todo hablaremos, por aquí sopla mucho el viento y ya sabes que de amor está hecho el aire. Hasta mañana, El Roble Viejo


(mañana la tercera parte)

1 comentario:

Lamia dijo...

Como decía aquél: love is blowing in the wind.