viernes, 19 de diciembre de 2008

Cobijar - Acoger. Repaso de semántica

En varias ocasiones he leído en los comentarios de este blog un uso incorrecto de algunas palabras. Bien es verdad que, por el uso del habla popular, hay veces que se admiten palabras con acepciones distintas a las originales, pero no es es éste el caso que nos ocupa. Me refiero a las palabras cobijar y acoger.
A continuación he copiado su significado tal y como aparece en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.
cobijar.
(
De or. inc.; cf. cobijo).
1. tr. Dar refugio, guarecer a alguien, generalmente de la intemperie. U. t. c. prnl.
2. tr. Amparar a alguien, dándole afecto y protección.
3. tr. Encerrar, contener en sí algo que no es manifiesto a todos. U. t. c. prnl.
4. tr. p. us. Cubrir, tapar.
acoger.
(Del lat. *accolligĕre, de colligĕre, recoger).
1. tr. Dicho de una persona: Admitir en su casa o compañía a alguien.
2. tr. Servir de refugio o albergue a alguien.
3. tr. Admitir, aceptar, aprobar.
4. tr. Recibir con un sentimiento o manifestación especial la aparición de personas o de hechos.
5. tr. Proteger, amparar.
6. tr. desus. Dejar pastar ganado ajeno en una dehesa propia.
7. tr. ant. coger (‖ asir).
8. prnl. Refugiarse, retirarse, tomar amparo.
9. prnl. Invocar para sí los beneficios y derechos que conceden una disposición legal, un reglamento, una costumbre, etc.
10. prnl. Valerse de algún pretexto para disfrazar o disimular algo.
11. prnl. ant. Atenerse a la voluntad o dictamen de alguien.
En ambos conceptos el hecho de cobijar o acoger supone que la persona acogida o cobijada sufre un estado de indefensión o de necesidad. Difícilmente se podrá decir que se cobija a una persona, que no tiene tal necesidad de cobijo, y que tiene los medios suficientes para buscar su propia casa y mantenerla. Tampoco se da cobijo a una persona a quien has llamado para que realice un trabajo, porque tampoco está en ese caso de necesidad, ni es una pordiosera ni necesitada que necesita cobijo ni vive a costa de nadie. Ni se podrá cobijar a alguien que tampoco está necesitado de afecto. Ni ha lugar tampoco cubrir a nadie que trae sus propias mantas.
Alguien que tiene su propia casa, tampoco necesita ser acogido en casa de nadie. Alguien que ha sido llamado expresamente para realizar una función concreta en un lugar, tampoco necesita ser aprobado, es más, el mero hecho de haber sido llamado ya presupone que es aceptado y aprobado previamente.
Si alguien llega a un sitio y salva una papeleta, está claro que las personas a quienes afecta le reciben con un sentimiento más que especial de agradecimiento.
Se protege y ampara, a quien no tiene hogar, ni familia ni amigos. Si esa persona se gana el pan con su sudor y no pide nada ajeno, está claro que no necesita pastar en ninguna otra dehesa.
Y si alguien no quiere imponer su voluntad, de ningún modo, las personas acogedoras necesitan atenerse a su voluntad o dictamen, ya que no existe.
Concluyendo:
si no necesitas cobijo, no es necesario que te lo den, del mismo modo que
si no tienes el don de la hospitalidad, tampoco puedes cobijar (¿tautología o absurdo?)
Éstas son breves aclaraciones, que a modo informativo os presento hoy con todos mis buenos deseos, para que no haya dudas y todo el mundo sepa lo que dice.
Un simple repaso de semántica que os trasmito de corazón y que espero que os sirva.

4 comentarios:

Nuria dijo...

Muy bueno Sofi, aprender es siempre de inteligentes. De todas formas la acepción con las que utilizamos algunas de estas palabras, algo de verdad ya entrañan.

El Vengador Tóxico dijo...

Sofi, si no te importa, ¿Podrías decirnos si te has cobijado en Biescas o si te has sentido acogida?

No tengo muy clara tu situación al respecto.

Atentamente
El Vengador Tóxico

Sofi dijo...

Te creía una persona más inteligente, Vengador, ¿de verdad que no lo has entendido?. O sencillamente ¿te estás pitorreando?. Aunque a lo mejor te perdiste esa clase, cuando ibas a la escuela, por hacer pellas, o por algun catarro tóxico. Ya entiendo por qué te llamas Vengador Tóxico. Lo contaminas todo con tus comentarios. Nunca te he leído decir nada agradable o positivo, simpre tienes que ser la nota sarcástica y cínica que está enfrentada todo el mundo y no es feliz con nada. Un saludo

El Vengador Tóxico dijo...

¿Tan difícil y pretenciosa era la pregunta? Si no la has contestado, ¿quizá es que que da miedo, que en un ataque de orgullo de los tuyos volver a quedar a la altura del betún?

En lugar de eso, vuelta a atacarme y a decirme cosas poco agradables. ¿Pero si yo esta pregunta la he hecho desde el respeto?

En fin, está visto que dos no pelean si uno no quiere, pero también demuestras que dos no dialogan si una no quiere.

En efecto, de la mediocridad me alimento y la ironía, crítica y sarcasmo vomito. Un vómito muy tóxico pero certero ¿Verdad Sofi?

Atentamente
El Vengador Tóxico