domingo, 18 de noviembre de 2007

Que prueben a predicar con el ejemplo

http://www.conferenciaepiscopal.es/Sostenimiento/anuncio.html

Hace unos días me sorprendió el spot publicitario que la conferencia episcopal ha publicado en pro del sostenimiento para la Iglesia Católica. Opino que la Iglesia no debería entrar en esta dinámica consumista de la publicidad y debería probar con otras herramientas que le son mas acordes, como por ejemplo predicar con el ejemplo. La vox populi es la que realmente funciona, cuando algo es bueno y merece la pena, lo que se trasmite de unos a otros.
En una ocasión a alguien que cuestionó la riqueza del Vaticano se le dijo que ello no solucionaría nada, que cada uno debe aportar su grano de arena para conseguir una riqueza mayor, y El Vaticano siguió conservando su riqueza. Creo que si que se solucionaría lo del sostenimiento de la Iglesia, si desde la jerarquía se renunciara a la riqueza, que por otra parte no es mas que alarde de ostentación. Está bien que cada cual ponga su grano de arena, pero que la Iglesia ponga el primer grano, es posible que así muchos más se lancen a poner los suyos.
De cualquier manera este spot me ha defraudado.

6 comentarios:

unjubilado dijo...

No me gusta hablar de religión, pese a que todo el bachillerato lo realizé en un colegio de curas y por ello conozco, o conocía, un poquito el ambiente en que se mueven.
La solidaridad no es una de sus palabras preferidas, salvando alguna que otra honrosa excepción.
Saludos

Anónimo dijo...

Solo vengo a darte un besito.
Fdo. RODILLO
Salu2, y abrigate.

unjubilado dijo...

Tengo un pequeño regalo virtual para tí, espero que te guste.
Un abrazo.

Don Biciclote dijo...

Hola Sofi. El regalo nos lo hace Jubi a sus lectores, que así hemos podido conocerte. Me gusta mucho tu blog, te visitaré! Saludos.

Abedugu dijo...

Vengo de casa de Jubi que habla maravillas de ti.
Lo de predicar con el ejemplo es siempre lo mejor, para la Iglesia y para cualquiera.
Un saludo

Sofi dijo...

Muchas gracias,Carlos, por tu dedicatoria. me ha encantado. Un saludo