viernes, 3 de octubre de 2008

Otra visión (séptima parte del debate)

Aquí dejo el comentario de nuestra amiga Perséfone:

Aquí os dejo un comentario que nos ha dejado n

No es fácil hablar del amor, porque es un concepto tan amplio que sería imposible abarcar todo su significado. Hay amor a los animales, a las plantas, a las personas, a las cosas, a los ideales. Pero yo me voy a centrar en el amor a uno mismo. El amor a uno mismo, creo yo, que es uno de los más extendidos, muchas veces creemos que amamos a otras personas, animales o cosas y en realidad no les amamos, o solo les amamos en la medida que nos amamos a nosotros mismos, o sea, que les amamos por nosotros y no por ellos.
El amor a uno mismo es egolatría, egocentrismo, narcisismo. Porque una cosa es amarse, aceptarse y respetarse y otra muy distinta, amarse hasta el extremo de no ver nada más que uno mismo. Lo de uno mismo es lo mejor,lo más valioso, lo único; esto significa que se subestima al resto, por lo que dicho amor a uno mismo es más nocivo que beneficioso. Nadie es tan bueno que sea superior a todos, ni mejor que todos. Por eso pienso, que el amor, no siempre es bueno.

Es mi opinión. Adios

(Si alguien más quiere participar, lo puede hacer enviando el texto en el enlace de mi perfil a mi correo electrónico)

2 comentarios:

Acamaca dijo...

gran blog, me entusiasmó

Lamia dijo...

Jolín, quién pudiera ser así de ególatra y de egocéntrico... Mejor nos iría...