martes, 24 de junio de 2008

¡Que lo sepa telefónica!

Parece ser que a Telefónica no le importan nada sus clientes, por mucho que su publicidad intente aparentar lo contrario. Ya os he dicho en otras ocasiones los problemas de línea que tenemos en Biescas y a menudo llamamos a atención al cliente para informar. Pero telefónica se hace la loca. Este servicio es nefasto.

En primer lugar cuando marcas el número de atención personal, te ves en la obligación de hablarle a un ordenador que filtra tu llamada y la envía al departamento más conveniente. Esto es un caos porque el ordenador no siempre entiende los conceptos que le explicas, y tienes que repetir una y otra vez para que te entienda. Si le dices al ordenador que el motivo de tu llamada es formular una queja, estomáticamente se pierde la conexión (¿por qué será?), o te repite que seas más explícito, pero ni aún así entiende.

El segundo paso, si consigues que te pasen con alguien de carne y hueso, es conseguir que el operador u operadora entiendan lo que intentas decirles. La mayoría de los operadores son sudamericanos y necesitan unas clases de semántica española. Otros necesitan clases de informática, porque a mí ya me ha pasado dos veces que, al no saber responder a la duda que yo planteaba, la operadora me ha dicho que se no puede entrar en la aplicación y por ello no puede responderme, que llama más tarde (seguramente para ver si doy con una operadora más avispada que sabe la respuesta).

En otras ocasiones, si te cabreas un poco te pasan con un "supuesto técnico" que te dice que te mandará un técnico que revise el cableado y no entiende que el problema no es de cableado, que está muy bien, sino de un mal servicio de telefónica que por poca capacidad de la antena de Biescas, está dando un servicio pésimo. Y es que, señores administradores de santa telefónica, resulta que en Biescas cada vez que vienen más personas de las habituales se colapsan los servicios porque la antena no da para más. Pero yo me pregunto ¿porque se empeñan los operadores de esa santa casa en decir que no existe dicho problema?.

Ayer hicimos una de esta llamadas al mister ordenador de atención al cliente y después de varias intentonas y de conseguir hablar con una persona real, ésta nos pasó a una tercera, que resultó ser un hueso, que terminó diciéndonos que si no estábamos contentos que cambiáramos de compañía. ¡Olé por esta trabajadora! ignoro su coeficiente intelectual pero el de mala educación fue soberbio, y desde luego se nota que la empresa no es suya, porque de otro modo nos hubiera tratado mucho mejor. Despachar un cliente antes que atender sus quejas me parece de una total falta de profesionalidad. ¡Que lo sepa Telefónica!

2 comentarios:

Vivianne dijo...

Telefonica ya desbancó hasta las casetas rojas en Londres, acá estos señores llevan muchisimo tiempo haciendo de las suyas, tienen monopolizado el sitema de telefonía cobrando lo que quieren y haciendo manijas a los trabajadores, son unos negreros estafadores y caras duras, deberían unirse los de tu pueblo y exigir una antena con más capacidad, por Dios si estos señores son españoles porque no atender bien a sus corregionarios, abrazos!!

L. dijo...

Telefónica es uno de los grandes problemas de los españoles porque ejerce una especie de pseudomonopolio acojonante. Bueno, lo de las compañías telefónicas en general es para mearse, pero en fin, como a nadie le interesa solucionarlo pues ea, nosotros somos los que pagamos.