martes, 22 de junio de 2010

Multas: exceso de celo, o trabajar bajo presión

Hay que ver lo trabajadores que se han vuelto los ídem de algunos gremios o sectores, que, no se sabe si por celo profesional o por presión de sus jefes, se están poniendo hasta el moño de poner multas de tráfico. Será que por la crisis sus jefes les han ordenado recaudar a toda costa para ayudar a paliarla en alguna medida. Míralos que solidarios y que majos. Ésto no tendría mayor importancia si el exceso de celo, no llegara en algunas ocasiones tan precipitado.
Hace unas semanas bajamos a Sabiñánigo a hacer unos recados, al pasar por la calle Serrablo, vimos para nuestro asombro que había un sitio para aparcar, a unos 50 metros de unas floristerías. Aparcamos tan ricamente y observamos a nuestro alrededor para ver dónde estaba el parquímetro. Lo vimos justamente situado entre las floristerías y nos encaminamos hacia allí. Cincuenta metros pueden ser una eternidad, si el ojo avizor de la policía municipal, no te estuviera controlando. Al mismo tiempo que llegábamos al parquímetro y nos disponíamos a introducir las monedas, para sacar el tique, los municipales habían rodeado nuestro coche y se disponían a sacar la libreta. No podía creer lo que estaba pasando. Sin tiempo material para cumplir nuestra obligación, ya nos querían poner una multa. Me volví hacia ellos y levanté la mano, al tiempo que señalé a mi acompañante sacando el tique, mientras pensaba para mis adentros "perdones señores polis por aparcar tan lejos del parquímetro".  Acto seguido recogieron la libretita, pero se quedaron allí parados, hasta que colocamos el tique en el sitio correspondiente.
A esta gente hay que decirle que bien está el cumplimiento del deber, bien está que quieran poner multas a toda costa, en nombre de este cumplimiento, pero ¡por favor señores! den  tiempo, para que  nosotros también cumplamos con las nuestras. Que al paso que vamos van a salirnos guardias de las baldosas, que nos pondrán multas incluso por pisar los charcos.
Relacionado con esto hace unos días, oí el comentario que un guardia le hacía a un amigo, a quien decía, que ellos ponen las multas que tienen que poner, pero que de arriba se les está exigiendo más.
¡El que quiera entender que entienda!. Ésta es mi opinión, igualmente válida que las demás.
Por cierto ¿no habéis notado que de repente han subido las  tarifas de las multas? ¡Será porque, como van a reducirlas a la mitad si las pagas en veinte días, tienen que recaudar más y más deprisa!. O sea, primero las suben, para que parezca luego que las han rebajado a la mitad.
Y hablando de policía ¿no tendrían que dar ejemplo primero, o ellos pueden aparcar en sitio prohibido, por ejemplo donde no se puede parar, ni aparcar, con señal expresa que así lo manda?.

8 comentarios:

angelpito injurioso dijo...

Pues por el pueblo ya podrian meter alguna porque hay gente que usan el coche con la ley de "ande yo caliente y riase la gente"una cosa es la dificultad que hay ahora con tanta acera y otra es que dejen el coche por medio con toda su jeta.No hay dia que el autobus de linea no tenga que pitar por que algun coche se le pare delante,en una ocasion,incluso el cacholoquesea le grito al conductor del bus:¡Oye,te jo...,que yo tambien trabajo!El muy maceron aun queria tener razon.Y lo peor de todo es que los guardias lo ven y no dicen ni pio.

Amadeo dijo...

Vamos a ver Sofi, que la policía local no son adivinos. Si vieron un coche aparcado sin tiquet lo normal es que se preparen a poner una multa.

¿Dime cómo van a saber si el coche lleva aparcado 30 segundos o media hora?

Si no te pusieron la multa no entiendo a qué se debe tu protesta.

Sofi dijo...

No se trata de quejarse, sino de reivindicar lo que es justo. Que a veces acosan, aunque no lo sepan. Eso es cierto.Si has leído el título del post, entiéndelo en lo que pone y si fueras asiduo del blog, entenderías de lo que estoy hablando.

Anónimo dijo...

pues yo se de algunos (muchos) que utilizan los coches oficiales para aparcar donde quieran.

Sofi dijo...

Por cierto, la información que he dado de trabajar bajo presión, me la dió un policía local de otra localidad, amigo mío.Así que creo que sé de qué estoy hablando. Un saludo

Sofi dijo...

Este comentario va para Amadeo por los comentarios que no le publico. Si lees detenidamente los comentarios del post de los eventos gueto, podrás conocer la razón por la que no se publican tus comentarios. Se trata de debatir sobre unos temas, originados en la experiencia de cada uno, pero esa experiencia sólo es el ejemplo. Lo interesante es lo que se pueda debatir luego. Si no publico tus comentarios es porque no justifican este motivo, y si me acusas de demagoga, lee primero y luego intenta averiguar si has entendido bien qué objetivo tiene este blog y cada uno de sus post. Si no entras al debate de modo imparcial no verás publicados ninguno de tus cometarios. Si no te gustan mis normas, no te diré que "aquí tengo otras" a tu conveniencia, sino que te abras un blog y apliques allí las normas que quieras, con todos los comentarios basura que se te ocurran. Un saludo

Sofi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sofi dijo...

Si te identificaras,Amadeo, o tuvieras un correo te mandaría allí lo que voy a decirte. Pero como prefieres permanencer en el anonimato te lo diré ya.
1º.Como verás no tengo ningún enlace en el blog que te lleve a una de esas páginas que clicando cobras un dinero, por lo cual el pensar que creo polémicas para conseguir entradas, está fuera de lugar. Siempre he intentado quitar la mala hierba del blog, precisamente para que el resto de las visitas se sientan cómodos.
2º. Tus comentarios no se ciñen al debate.
3º. Te lo explicaré de otro modo para que lo entiendas: si un bar no me gusta, nunca entro. Porque si lo hiciera es lógico que criticara todo lo que no me gusta y que todo me sentara mal. Por ello siempre suelo pasar de largo.Por ética no entro porque si lo hiciera enturbiaría el ambiente y el resto de la gente no tiene la culpa de que a mi no me guste, aunque tengas sobradas razones y justificadas para no entrar.
4ºPor ello te ruego que si tanto aborreces lo que digo, te quedes en tu espacio sin pisar el mío.
5º. Si sigues sin identicarte, tú que me llamas cobarde a mí que doy la cara, te rogaría que no molestaras más.
Por cierto hazte un favor y busca en la RAE el significado de la palabra cobarde. Igual te llevas una sorpresa.