jueves, 6 de marzo de 2008

Después de las nevadas...


Lo malo de las nevadas, no son las nevadas en si, que son buenas para todo, para los campos, para el agua, para los deportes. Lo malo es lo que queda después, que si hiela todo se convierte en un tormo de hielo que hace peligroso cualquier tipo de desplazamiento, ya sea a pié o en coche. Está mañana los trabajadores del consistorio estaban echando sal por las calles, para hacer menos peligroso el caminar por ellas.




Pero también son peligrosos los tejados, de los que penden carámbanos de hielo que se derriten con el calor del sol, y terminan cayendo al suelo. Muchas veces he pensado qué podría pasar si te cayera uno de esos sobre la cabeza, y me da miedo, por eso es mejor no caminar por las aceras, aunque se mosquee el sargento de la guardia civil porque vas caminando por la calzada, pero, señor sargento, es que la calzada es menos peligrosa, entiéndalo usted.

Hoy hace un viento fortísimo, más que el cierzo de Zaragoza que ya es decir, que desplaza la nieve de los tejados por todas las partes, esperemos que no se lleve la nieve de pistas, que hoy han vuelto a abrir con treinta y dos kilómetros esquiables, con posibilidad de más a lo largo de la jornada, conforme la vayan pisando supongo, eso si, son necesarias cadenas en el acceso a todas las pistas . Los que vengáis este fin de semana no olvidéis el gorro, la bufanda, los guantes y las cadenas, que va a seguir nevando.






5 comentarios:

unjubilado dijo...

Al sargento le dices que se pare él en mitad de la calle esperando que caiga un témpano para recoger el hielo y mientras tanto que avise a los coches de que no circulen a más de 90 kilómetros por hora, que no es bueno para la salud.
Preciosa la imagen nevada de Biescas.
Un abrazo.

Luisa Miñana dijo...

¡Bueenooo! que hermosura de fotos. Ya entiendo que la cosa está chunga para las tareas cotidianas... pero visto así en la distancia es precioso.
Un beso.

Lamia dijo...

Estoy con Luisa. Las fotos son preciosas. Para verlo desde un buen sofá, con un té bien calentito. plkmpsy

Livaex dijo...

Son unas imágenes preciosas que por mi tierra son muy difíciles de ver. Un abrazo

Carmen dijo...

Sí, es cierto, las imágenes son increibles. Te envidio, yo no he visto la nieve jamás.
Tengo un blog desde hace 4 días y he llegado a ti por casualidad, desde mi perfil llegué al tuyo: La ciudad prohibida, de Anchee Min.
Nada más entrar vi una foto preciosa y un montón de experiencia debajo de ella. Hay para mucho en tu blog y si me lo permites me gustaría explorar siempre que pueda.
Un placer haberte encontrado.
Un abrazo