martes, 1 de abril de 2008

Bienvenida Primavera


Ayer vivimos en Biescas un día típico de la recién estrenada primavera que, con su inestabilidad, nos deleitó con una variopinta galería de imágenes. Por la mañana cuando amanecía comenzaba a nevar, aunque no cuajaba la nieve porque la temperatura era demasiado alta, cinco grados. A eso de las nueve de la mañana el blanco elemento daba paso a una lluvia copiosa, que daba paso a unos minutos de sol, luego sol con lluvia, sol con nieve, alternándose. Luego más lluvia, más sol. Y así durante varias horas. Todo ello intercalado con fuertes rachas de viento que hacían bajar bastante la sensación térmica.





Por la tarde más de lo mismo. Salimos a dar una vueltecita pensando que los rayos de sol, nos deleitarían con su presencia el tiempo suficiente, pero nos equivocábamos, se puso a llover de nuevo, regresaron las ráfagas de viento, los rayos de sol se abríeron paso a duras penas, hasta que regresó la lluvia. Pero en alguno de estos intervalos pudimos disfrutar con unas imágenes impresionantes, que nos hacían olvidar la inestabilidad del tiempo. La raca se aproximaba a Biescas, vistiendo las montañas con capas de tul. El Arco Iris, con su estallido de colores, iluminaba los prados y llenaba de vida el entorno. Algunos pajarillos revoloteaban, desafiando valientes los chaparrones. La lluvia volvía a rugir y las gotas , como si fueran bolitas de cristal, estallaban en mil pedazos sobre las lunas del coche.



Y mientras tanto, nosotros disfrutábamos con la estampa, que la madre naturaleza nos brindaba, en el más pleno esplendor de la recién nacida Primavera. Una tarde esplendorosa, que presencié por primera vez desde que estoy en Biescas.

2 comentarios:

celebrador dijo...

Un comentario, lo que en el Valle de Tena (biescas incluido) o en el de Canfranc llaman, "raca" en ansotano se llamaría "boira" y en castellano niebla

Pues a mi la semana pasada me pilló una nevada preciosa, estuvo cayendo toda la mañana hasta el medio día y enseguida las carreteras estaban despejadas otra vez (por eso que dices de la temperatura alta). Resultó precioso, palabra

Livaex dijo...

¡Qué bonito! La primavera es la estación más linda, ni tanto calor como en verano, ni tanto frío como en invierno. Un abrazo