martes, 8 de enero de 2008

Descansan en cada peldaño


Ayer estuve de nuevo visitando a los ancianos de la residencia de la Conchada de Biescas, quería saber qué les habían puesto los Reyes Magos, es decir, si por casualidad ya les habían traído el ascensor que tanto necesitan. Pero me encontré con la sorpresa de que, en lugar de un ascensor, les han puesto perfumes, peines, jaboncitos que casi ninguno necesita, ya que tienen sus necesidades de higiene perfectamente cubiertas. Pero las que no tienen cubiertas, ni mal ni bien, son las necesidades de desplazamiento en lo que se refiere a subir o bajar de los pisos de arriba.

Está claro que sus majestades, en este caso en forma de señores del consistorio, no se hacen eco de esta problemática, porque no se entiende que no solucionen un problema de tal calibre y que permitan que nuestros mayores padezcan cada día al subir y bajar esas escaleras por falta de ascensor. Algunos tienen que detenerse en cada peldaño por el cansancio, es normal ya que muchos tienen mas de noventa años; otros, que subirían a la habitación para descansar un rato después de comer,no lo hacen por el esfuerzo que les supone. Los señores del consistorio tendrían que verlos subir a duras penas esas escaleras, tendrían que ver el sufrimiento en sus rostros cuando finalmente llegan al piso de arriba, o dos pisos más arriba; se les caería el alma a los pies y seguro que ponían manos a la obra para solucionar el problema. Ignoro si estos señores han visitado la residencia desde aquella vez, poco antes de las pasadas elecciones locales, cuando fueron a recaudar votos con promesas que no pensaban cumplir. Vergüenza les tendría que dar tener a sus mayores en condiciones tan lamentables. No se cual es el motivo de esta tardanza, pero, a mi modo de ver, ninguna razón justificaría el deterioro que ha sufrido la CALIDAD DE VIDA de nuestros mayores los últimos meses.


2 comentarios:

unjubilado dijo...

La primera vez que publicaste sobre este tema, creo que no te dejé ningún comentario.
Yo tengo a mi madre con 92 años, en una residencia a 45 Km. de Zaragoza, fue petición suya, la voy a visitar como mínimo cada dos días, está impedida en una silla de ruedas y le tienen que hacer todo, ya que ella no se puede valer por sí misma.
En la residencia hay un solo ascensor y en más de una ocasión me he preguntado que pasaría si ese ascensor se estropeara?
Comedor y salón en planta baja, habitación en primera planta.
Deseo que en Biescas pongan pronto un ascensor y espero que el de la residencia de mi madre no se estropee.
Un abrazo

Leodegundia dijo...

Se habla mucho de que ahora se vive más y se toma como un logro, pero vivir más no es vivir mejor y creo que las personas mayores no disponen de todas las comodidades que necesitarían para vivir más dignamente. Demasiadas residencias no cumplen con lo que ofrecen en su propaganda y esto deberían de vigilarlo más.
Un saludo