miércoles, 23 de enero de 2008

Hacia la Casita de las Brujas

(casita de las brujas a la derecha)

El Pirineo tiene muchas alternativas lúdicas, que no solo de nieve vive el hombre. Hay muchos recorridos que se pueden hacer en llano o en montaña. Hace dos días hice uno de ellos, que hago a menudo, normalmente por la mañana temprano. Me dirigí a la casita de las brujas, que está situada bastante cerca de Biescas.

Para llegar allí, hay que dirigirse a la calle Mayor y tomar una calle que parte de ella, la calle Preciados, en dirección al parque de Arratiecho. Enseguida llegamos a un puente que cruza un canal y siguiendo todo recto llegaremos a una bifurcación de caminos, debiendo tomar el de la izquierda que lleva a dicho parque. Ascendiendo por el barranco, una cuesta algo empinada, llegamos a la carretera que lleva a Gavín; cruzamos la carretera, mirando primero que no pasen coches, y allí mismo está el comienzo de la senda ,que lleva a la casita, está señalizada y no tiene pérdida. Luego solo será cuestión de ascender unos trescientos metros por esa senda zigzagueante. Mientras subimos tendremos la ocasión de contemplar la naturaleza y escuchar toda clase de sonidos de animales diferentes, también podremos ver las huellas, sobre todo en invierno, que los jabalíes, zorros, ardillas etc dejan por el camino.


El recorrido de subida cuesta unos cincuenta minutos de promedio, según el ritmo que se lleve. Casi al final de la ascensión encontraremos una nueva bifurcación y deberemos tomar el camino de la izquierda, que va paralelo al barranco. Desde allí la senda es más recta y en unos metros comienza a descender hacia la casita de las brujas,que está al otro lado del barranco, que tendremos que atravesar. Aunque el barranco lleve agua no es peligroso atravesarlo.
Habremos llegado a un lugar maravilloso con una naturaleza viva que contemplar.

Para regresar podremos hacerlo por el mismo camino, que hemos subido o tomar otro paralelo, que es igualmente bonito. Y si queremos alargar la excursión, en lugar de tomar el camino paralelo, podemos tomar otro, que sale a la derecha y que llega a la pista de Iguarra, por donde podemos descender también hasta Biescas y desde donde se pueden hacer unas fotos preciosas de la Galliguera y de todo el valle. Espero que podáis hacer esta excursión y que la disfrutéis. Que no solo de nieve viven los visitantes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un verdadero placer leerte en tu blog Sofi.

Romy dijo...

hermoso espacio.....

Alfredo. dijo...

Este fin de semana subimos a Biescas. Me apetece ir a conocer la Casita de las Brujas.Ya te contaré cuando pasemos a tomar un vermut, como siempre, sin sifón.
Un saludo.

JoseAngel dijo...

jaja, la de veces que habré subido yo, ni lo sé... Aunque yo siempre la he llamado "la caseta las brujas". Saludos.